Asesoría personalizada, diseño, fabricación e instalación de mobiliario para espacios interiores con flexibilidad para adaptarnos a tus requerimientos, tiempos de respuesta inmejorables, con el respaldo de nuestra empresa, para ofrecerte excelente servicio y mantenimiento de nuestros productos.

ASESORÍA

Diseñar un espacio de trabajo o mobiliario para el hogar es un sistema complejo en el que se deben tener en cuenta numerosos aspectos funcionales y estéticos. Antes de proponer cualquier solución, nuestros asesores evalúan atentamente las necesidades de cada cliente con la intención de:
  • Optimizar los espacios.
  • Adecuar cada ambiente a las actividades que se llevarán a cabo en ellos.
  • Traducir el estilo de la persona o la cultura de la empresa en imagen.
  • Propiciar la comunicación e incrementar la flexibilidad en el trabajo.
  • Permitir el correcto almacenamiento de productos o prendas de vestir
  • Diseñar espacios que potencien la productividad y la retención de talento.
Escuchamos para entender qué necesitas. Preguntamos todo lo que pueda ser útil. Comunicamos cada idea. Así entendemos en Divida Sistemas Modulares la atención y el buen servicio.

DISEÑO PERSONALIZADO

Cada espacio es un mundo y cada respuesta es única. Cuando abordamos el diseño de ambientes pensamos en todo momento en las personas que le darán vida, cómo se relacionarán, qué se debe expresar.

Cada decisión cuenta, todo comunica.

TIEMPOS DE ENTREGA

De nuestra respuesta depende la puesta en marcha de una empresa o la renovación de sus espacios vitales. Lo sabemos y por eso trabajamos para responder con calidad y prontitud. Controlamos cada etapa del proceso, hacemos adecuaciones en el esquema de producción y evaluamos los resultados parciales para corregir cualquier desviación.

POST-VENTA

Comprar un escritorio, una silla o un mueble para el baño en Divida Sistema Modulares, es contar con un socio confiable que te acompañará a lo largo del camino.

A través de nuestro Servicio podrás:

Hacer reclamos, consultas y sugerencias.

Mantener, reparar, ajustar o sustituir piezas.

Adquirir productos de limpieza profesional.

Desinstalar, mudar e instalar tu mobiliario en otro espacio.

Reconfigurar o hacer ventas menores.

Cubrir todo defecto que se detecte al momento de instalar el mobiliario.